Formas y vías de administración

Existen tres vías de administración tópica(sobre la piel), oral(via digestiva) e inhalatoria (fumada, vaporizada) y a su vez, en cada una de estas vías, se puede administrar de varias formas diferentes.

A continuación te indicamos la mayoría de formas de administración, quedando excluida de esta lista las formas concentradas de la resina del cannabis como el hachis, el bho y demás extracciones super concentradas y excesivamente potentes. En Dríade consideramos que no tienen utilidad terapéutica. Por otro lado al ser tan potentes su dosificación se complica muchísimo ya que se manejan cantidades ínfimas que se miden en centésimas de gramo. Tampoco explicaremos como fumar marihuana porque no lo recomendamos y no creemos que sea necesario explicar nada.

Aceite de cannabis:

Consiste en disolver la resina y aceites del cannabis en grasa vegetal (aceite de oliva preferentemente). Esta disolución se obtiene mediante la maceración de cogollos durante meses en un lugar cálido y oscuro o la infusión al baño maría durante 4 o 5 horas. Se consume vía oral.  La proporción aceite/cogollos irá en función de la potencia deseada.

Cremas:

Se usa como base el aceite de cannabis al cual se le añade una cantidad de cera de abeja de 25g por cada 1/2 litro de aceite de coco y 50g para el aceite de oliva. Se consume vía tópica.

Para una crema potente usaremos 40g o más de cogollos secos por litro de aceite.

Tintura:

Se consigue mediante la maceración de cogollos en alcohol durante al menos 24 horas y un agitado 3 o 4 veces. La proporción alcohol/cogollos será en función de la potencia deseada. Se puede concentrar el producto evaporando el alcohol. Se usa vía oral y es más potente que el aceite.

Mediante este método se pueden realizar licores y bebidas, solo que cuanto menos alcohol tenga el producto inicial, deberemos poner menos cannabis y dejar macerar durante más tiempo (por ejemplo a una botella de vino le pondremos aproximadamente 2g de cogollos secos y lo dejaremos macerar de 2 a 6 meses en un lugar cálido y oscuro.

Infusiones:

Las infusiones con cannabis deben hacerse siempre con sustancias ricas en grasa, ya que la resina del cannabis no es soluble en agua, usualmente usaremos leche entera rica en grasas.

Cocina cannábica:

Hay infinidad de recetas con cannabis a su disposición en internet. El cannabis se puede usar como condimento en infinidad de platos y bebidas. No obstante, la base de la cocina cannábica es la mantequilla cannábica, que no es más que una infusión de cannabis en mantequilla, la cual, se usa como base para infinidad de platos de toda índole.

Vaporización:

Consiste en calentar el cannabis sin llegar a quemarlo, obteniendo así vapor en lugar de humo. Existen en el mercado diversos modelos de vaporizador, los vaporizadores buenos nos permiten ajustar la temperatura para así poder vaporizar diferentes compuestos como cbd o thc que tienen diferentes temperaturas de evaporación. El siguiente párrafo cortesía de sensi seeds indica mejor como funciona.

  •  El THC (delta-9-tetrahidrocannabinol), conocido porque te proporciona una subida más cerebral, enérgica, que se sube a la cabeza, se evapora a 157ºC (314,6º F).
  • El CBN (cannabinol, el resultado de la degradación por oxidación) que es sedante y genera una subida que produce una sensación de confusión y desorientación, se evapora a 185º C (365º F).
  • El CDB (cannabidiol), actualmente famoso por su valor médico para diversos fines (como ansiolítico, analgésico, antipsicótico, antiespasmódico, etc.) se evapora a entre 160-180º C.
  • El cannabinoide THCV (tetrahidrocannabivarina), conocido por actuar como un euforizante, además de ser analgésico, se evapora a 220º C (428º F). Sabemos que hay otros cannabinoides que influyen .

Existe también la posibilidad de vaporizar mediante el uso de cigarrillos electrónicos, pero para ello es preciso elaborar el líquido mediante una extracción en frío con alcohol puro, el resultado de esa extracción se debe mezclar con propilenglicol de grado alimentario. El proceso es dificultoso, requiere un meticuloso filtrado, un mínimo de preparación, materiales y experiencia.